Venta y cambio de aceite

cambio de aceite bogota

La vida del motor depende del aceite. Dependiendo del recorrido que se utiliza debe cambiarlo cada 8.000 a 10.000 km.

El aceite de motor es fundamental para el buen funcionamiento del vehículo. Su acción lubricante permite el movimiento de las piezas internas sin fricción, lo cual reduce el desgaste entre ellas.

Este aceite también sirve como detergente y refrigerante debido a que en todo su recorrido recoge pequeñas impurezas que se depositan en el filtro y absorbe cierta parte del calor generado.

¿Cuándo debo hacer el cambio de aceite?

El cambio de aceite se debe hacer cuando cumple los kilómetros para los que viene especificado, pero no es del todo cierto. En los casos en que no se utiliza mucho el vehículo, se debe cambiar por tiempo y su equivalencia es en promedio 6 meses o cada 5.000 km, 8 meses o cada 8.000 km, 1 año o cada 10.000 km. Lo anterior quiere decir que el aceite no solo pierde sus capacidades por el uso, sino también por estar mucho tiempo en reposo.

 

Aceite lubricante para motor

 

Cuando adquirimos un nuevo vehículo una de las principales preocupaciones es su mantenimiento. Adquirir productos adecuados que protejan la mecánica y optimicen su rendimiento es, sin duda, la mejor manera de mantenerlo alejado del taller. 

En este sentido, el aceite lubricante tiene una importancia capital para alargar los años de vida útil de nuestro automóvil en perfectas condiciones. Sin embargo, la amplia oferta de lubricantes para motor hace complicada su elección: ¿qué aceite lleva mi coche?, ¿todos los aceites son iguales?, ¿el aceite para coche diésel es igual que el aceite para coche gasolina? Antes de profundizar en cuestiones como qué aceite utilizar o cada cuánto cambiarlo, vamos a detenernos un poco en qué tipos de aceite de coche hay y cuáles son sus propiedades.

 

La principal función del aceite de coche es reducir la fricción entre las partes móviles del motor, evitando así que el rozamiento produzca un desgaste prematuro. Además de lubricar, el aceite tiene un papel refrigerante, ya que evita que se eleve la temperatura por fricción. Por último, previene la corrosión y ejerce como detergente, puesto que tiene la capacidad de mantener en suspensión todos los residuos que quedan atrapados en el filtro.

Existen dos tipos de balanceo: el estático y el dinámico. En el primero, se colocan pequeños pesos en el rin para conseguir dicha estabilidad; y en el segundo, por el contrario, se toma en cuenta el peso de la llanta para realizar el ajuste correspondiente. Sabrás cuándo hay que balancear tus llantas cuando el volante de tu auto empiece a vibrar o este último genere ruidos al circular a ciertas velocidades.

La alineación y el balanceo son dos servicios muy importantes para mantener en óptimas condiciones tus llantas y extender su vida útil. Sin embargo, si aún tienes dudas sobre ambos procedimientos, te invitamos a visitar tu punto de venta más cercano. En él, nuestro personal podrá evaluar tus neumáticos e informarte si ya es tiempo de realizarlos. Siéntete tranquilo, ¡estás en manos de los expertos!

Otros servicios

Amortiguadores

Amortiguadores

ALINEACION

Alineación y balanceo

FRENOS

Frenos

cambio de aceite

Aceites

reparación de motores

Reparación motores

correas de repartición

Correas de Repartición

sincronización electrica

Sincronización Eléctrica

scanner automotriz

Scanner Automotriz

aire acondicionado

Aire Acondicionado

cambio de aceite CARS CENTER SERVICE

Tipos de Aceite automotor

Aceites minerales

El aceite mineral utiliza directamente una base refinada del petróleo, por lo que, ofrece unas prestaciones diferentes a los lubricantes sintéticos y ciertas ventajas. Se suele recomendar en motores con bastante desgaste y muchos kilómetros acumulados. Los periodos de cambio del aceite con los aceites minerales son más cortos que con los sintéticos.

Un ejemplo de lubricante con base mineral lo encontramos en el aceite Repsol Elite TDI 15W40, especialmente recomendado para turismos diésel de inyección directa, aunque es igualmente válido para los de inyección indirecta.

Aceites sintéticos

En el caso del aceite sintético, esa base destilada y refinada del petróleo se somete a un proceso de transformación para desarrollar unas características determinadas y alcanzar unos estándares de calidad más altos. Son aceites menos volátiles y aguantan mejor las temperaturas extremas, por lo que aseguran la protección del motor y mantienen sus propiedades estables durante más tiempo. Son, por tanto, perfectos para motores exigentes.

Un ejemplo tenemos en el aceite Repsol Elite Long Life 5W30, válido para vehículos diésel y gasolina y que favorece la reducción del consumo de combustible y del propio lubricante.

Aceites semisintéticos

Finalmente, también podemos encontrar el aceite semisintético, cuya base se elabora a partir de la mezcla de bases minerales y sintéticas. Son los de uso más generalizado por su excelente respuesta, aunque sus prestaciones no pueden igualarse a las de los aceites 100% sintéticos.

El aceite Repsol Elite Super 20W50 es otro buen ejemplo de este tipo de lubricantes. Es válido para coches diésel o gasolina, equipados o no con catalizador.

SUBIR